viernes, 28 de septiembre de 2007

Sado



Hazme libre amor,
que soy del viento .
Sin otro lugar más que mi cuerpo,
en tu fuego me pierdo.

En tus besos me envuelvo,
en tus brazos me quiebro
Y en el gris silencio,
en tus fantasmas me pierdo.

Que tu cuerpo es el fuego,
el incontrolable deseo
de morir en el intento,
de amar y maltratar al mismo tiempo.

Y en la entrega me olvido,
de mí y mis deseos.
Por un amor marcado
de mimos y castigos perdonados.

(27/09/07)

2 comentarios:

diego andres dijo...

Acaso lo mas hermoso del amor es que uno puede olvidarse, siquiera mientras dura el encuentro, de lo que somos, o lo que sentimos que somos...

Pablo! dijo...

me siento increíblemente reflejado en esto...
aunque me reconozco del lado de quien lastima, por no saber amar quizás.

No conocés mi cara, pero creo haberte visto alguna noche de borrachera en arlequines :P

(soy el ex de /oscurecete)

Saludos!
Buenísimo el blog!